Go to Top

Apolo

 

Hijo de Zeus y Leto, era el dios que amenazaba o protegía a los Humanos desde lo alto de los cielos, la luz de la verdad. Líder de las Musas, era el patrón de la Música y de la Poesía.

Dios de la belleza, de la perfección, de la armonía, del equilibrio y de la razón. Protector de pastores, marineros y arqueros.

 

El santuario de Apolo en Delfos

 

Cuenta la leyenda que en un lugar sagrado, cerca del monte Parnaso y en donde se halla la fuente Castalia, cayó la piedra “ónfalos”, la piedra que escupió el titán Cronos, el hijo de Gea (la tierra) y de Urano (el cielo).

Esta piedra era el ombligo del mundo, el centro del Universo.

Allí el dios Apolo venció a la serpiente Pitón para apoderarse de su sabiduría y fundó el mayor santuario de la Antigüedad.

A aquel lugar acudían todos los pueblos de Grecia para consultar a los dioses.

 

SANTUARIO_DE_APOLO_EN_DELFOS

 

Delante del templo había un altar para los sacrificios.

Si el sacrificio del animal era favorable, una sacerdotisa embriagada por los efluvios de los gases que emanaban de una grieta en la roca pronunciaba los oráculos sibilinos y transmitía las respuestas divinas.

Los peregrinos depositaban sus donativos en unos locales llamados “tesoros”.

La riqueza del santuario llegó a ser inmensa. Cuenta Pausanias que delante del templo se encontraba una estatua de oro de Apolo, que medía dieciséis metros de altura.

También nos dice que en el pórtico del templo estaban grabados los preceptos de los siete sabios de Grecia.

Los más destacados a la vista de los peregrinos en el frontispicio del templo decían:

  • Abajo a la izquierda, ΓΝΩΘΙ ΣΑΥΤΟΝ / Conócete a ti mismo.
  • Abajo a la derecha, ΜΗΔΕΝ ΑΓΑΝ / Nada en exceso.
  • En la parte superior, un misterioso ΕΝ ΔΕΛΦΟΙΣ Ε / o El, escrito que muchos eruditos de la Antigüedad intentaron descifrar sin llegar a ninguna conclusión.

No podemos reproducir aquí todos los preceptos Délficos, ya que se han recopilado hasta ciento setenta.

Tres de ellos rezan:

Γονείς αίδου. Respeta a tus padres.

Φίλους βοήθει. Ayuda a tus amigos.

Πράττε δίκαια. Actúa de modo justo.

Cuando vayas a Delfos, visita su fantástico museo. Conserva la estatua de un auriga, regalo de Polyzelos.

 

AURIGA_MUSEO_DE_DELFOS

 

Inmóvil durante milenios, mirando atento al horizonte, con su mano derecha sujeta dulcemente las riendas de sus caballos.